Ruta de navegación

NovedadesCommand

Publicador de contenidos

null Cuida tu salud en esta época del año

Cuidar tu salud en esta época es prioritario, ¿cómo conseguirlo?

Estas fechas navideñas representan para muchos una época de ilusión, esperanza, reencuentros familiares… y excesos. Y esto último se refleja en la báscula, ya que según estudios de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, en estas fechas podemos llegar a ganar una media entre 3 y 5 kilos por persona. Lo que hace de las Navidades, probablemente, una de las épocas en las que más aumento de peso experimentamos en todo el año. 

El motivo principal es evidente, mayores eventos y si a eso le añadimos el hecho de que las comidas y cenas navideñas se caracterizan por ser más copiosas y calóricas, tenemos la explicación a este aumento de peso generalizado.

 Consejos “antiexcesos” para no resentir tu salud en Navidad

Emprender

Es frecuente que la salud pase por momentos bajos, a causa de la ingesta de alimentos y bebidas propios de la época. ¿Sabías que durante las fiestas nos domina el hambre por placer y podemos llegar a consumir entre 2.500 y 3.000 calorías por persona en una sola comida o cena? Es decir, aprox. la cantidad que deberíamos ingerir en un día. Esto supone consumir en torno a un 20-35% más de las calorías ingeridas en nuestro día a día.

En estos días surge una tendencia a tener más hambre y es una realidad, esto se debe a que aumentamos la ingesta de azúcar, lo que genera que nuestro cuerpo tenga sensación de hambre de forma más rápida.


Por ello, si quieres evitar sentirte identificado con todo lo anterior, toma nota de estos consejos “antiexcesos”:


•    No te saltes comidas para compensar con el exceso de otras. Por el contrario, alimentarte a tus horas te ayudará a no tener tanta hambre en momento puntuales como aperitivos, cócteles, etc.

•    No renuncies a la práctica del deporte y la actividad física. En estas fechas es más importante que nunca mantener buenos hábitos para controlar nuestro estado de forma.

•    Selecciona lo que comes. Saber elegir entre distintas opciones puede marcar la diferencia. Los expertos recomiendan priorizar carnes blancas por delante de las rojas, pescados blancos y mantener nuestra ración de verduras y frutas. Intenta cocinarlas al horno, al vapor o a la plancha.

•    Prioriza cantidad y calidad. Presta atención a las raciones que te sirves y no te excedas en el picoteo. 

•    Come despacio, esto aumentará la sensación de saciedad y de paso evitas atragantamientos.

•    Evita el consumo de alcohol.
•    Hidratación a base de agua y agua mineral.
•    Busca el equilibrio, permítete algunos caprichos pero controlando lo que comes.
•    Descansa en condiciones, ya que alterar las rutinas de sueño puede provocar desajustes en el organismo.


¿Y qué pasa con la salud de tu bolsillo?
Resulta evidente que en fechas navideñas no solo puede resentirse nuestra salud física, sino que las compras y el consumo, en muchas ocasiones compulsivo, también pueden hacer que nuestra economía se vea afectada. Te dejo algunos datos del “Estudio Consumo Navideño 2021” elaborado por Deloitte que pueden hacerte reflexionar:

•    Las previsiones indican que el consumo experimentará un auge con respecto al año pasado, ya que “el 62% de los encuestados afirma que gastará más en sus compras navideñas de este año”.

•    Se estima que la media de gasto por hogar será de 631€, un 14% más que en 2019, siendo las categorías preferidas: viajes, ocio y restauración y regalos. En este último aspecto, destaca la compra de ropa y calzado entre adultos y de juguetes y hobbies para los pequeños y adolescentes.

•    El canal físico sigue liderando entre los españoles con un 64%, pero sin perder de vista el aumento del consumo por el canal online (34%), motivado en gran medida por la pandemia. 

El bienestar en Navidad: clave de éxito

La clave del bienestar reside en el equilibrio de la salud física y mental. Y es que en Navidad, menos que nunca, puedes descuidar la faceta más emocional.

•    ¡Fuera agobios! No te cargues exceso de responsabilidades encima. Si lo necesitas, pide ayuda a algún familiar o amigo para gestionar tus tareas pendientes.
•    Aprovecha tus vacaciones navideñas para relajarte y desconectar junto a los tuyos. Disfruta de las pequeñas cosas.
•    Saca tiempo para realizar tus rutinas y hábitos saludables (deporte, lectura, meditación, aficiones…).
•    Procura llevar una buena planificación para evitar estrés de última hora (compra de regalos, preparativos de reuniones, decoración de la casa, etc.).

Preocuparte por mantener tu salud en Navidad es fundamental a todos los niveles. Si bien es cierto que debemos ocuparnos de ella durante todo el año, en estas fechas cobra especial relevancia interesarnos por su cuidado. Si lo consigues, lograrás disfrutar de unas fiestas increíbles poniendo el foco en lo que de verdad importa: nuestros seres queridos. ¡Disfruta de la magia del espíritu navideño!

¡#TuAgenteCaser te desea Felices Fiestas!
 

Compartir en