Ruta de navegación

NovedadesCommand

Publicador de contenidos

null Cinco consejos para mejorar la seguridad en carretera esta Navidad

Cinco consejos para mejorar la seguridad en carretera esta Navidad

Como agente Caser, con la experiencia de asegurar y acompañar a tantos conductores y motoristas, te ofrezco 5 consejos para conducir en estas semanas festivas.

 

Carretera

 

La nieve, el hielo, la lluvia y el tráfico tan intenso de Navidad son una amenaza para la seguridad en la conducción.

La pasada Navidad 50 personas perdieron la vida en accidentes de tráfico en carreteras y autovías en España, sin contar las vías urbanas. Fueron 6 más que en el año anterior. Vamos a esforzarnos todos por minimizar los riesgos y vigilar que nuestros seres queridos cumplan con las normas y el sentido común.

1 Abriguemos el coche. Al salir de casa en invierno nos ponemos botas, medias de lana, bufanda y gorro. Es decir, nos preparamos: no salimos sin mirar por la ventana. Lo mismo pasa con el coche en invierno, tiene que estar a punto y listo para las inclemencias. Anticongelante, depósito de combustible lleno, presión exacta en los neumáticos y el móvil con la batería cargada al 100% son algunos de los consejos de nuestros agentes cuando salimos en invierno. Apunta en el móvil el 902 33 77 66 de asistencia en carretera de Caser. Y el 0034915949422 si están en el extranjero.

2 Huyamos de los excesos. Uno de cada cuatro accidentes mortales en España está relacionado con el consumo de alcohol y drogas. Ese consumo se dispara en las fechas navideñas. También las cenas de empresa y las reuniones familiares suponen comidas copiosas en las que nos saltamos la rutina. No solo no debemos beber antes de conducir, sino que debemos extremar las precauciones ante la posibilidad de encontrarnos con un conductor irresponsable.

3 Keep Calm. Nos fijamos mucho en el abuso del alcohol, pero otro de los inconvenientes para la seguridad son las prisas y la necesidad de llegar a todo: las compras, las cabalgatas, las cenas… La mayor parte de las colisiones en ciudad son producto de la distracción y las prisas, michas veces buscando sitio para aparcar. Salgamos 10 minutos antes y comprobemos en el navegador las alternativas de estacionamiento.

4 Frena con suavidad. La nieve, el agua y el hielo reducen la efectividad de la frenada, así que debemos conducir y arrancar el coche con marchas más largas, que facilitan la adherencia. En casos extremos, es más aconsejable frenar con las marchas que pisando el freno de forma brusca. Para evitar sorpresas, lo mejor es conducir a menor velocidad y extremar la precaución por la noche y a primera hora del día, cuando menos coches han pasado antes que nosotros tanto por carretera como al tomar una salida y al circular por calles menos transitadas.

5 Guarda las distancias. La menor eficacia en la frenada y los contratiempos que nos podemos encontrar, desde un parabrisas empañado a la aparición de placas de hielo o un vehículo que se ha cruzado en la calzada, aconsejan aumentar la distancia con el coche que nos precede. Recuerda que, si pisas el freno a una velocidad de 120 kilómetros por hora, tardas en detenerte 64 metros con el piso seco. Si la carretera está mojada, necesitarás 82 metros.

¡No olvidéis disfrutar de estas fiestas de una manera segura!
Compartir en