Ruta de navegación

NovedadesCommand

Publicador de contenidos

null El continente y contenido en tu seguro de Hogar, ¿cuál es la diferencia?

El continente y contenido en tu seguro de Hogar, ¿cuál es la diferencia?

La vivienda es uno de los bienes más preciados que tenemos y asegurarla es un tema de suma importancia. Además de tener un seguro, lo que hay que tener claro es si tienes la póliza adecuada a las necesidades que requiere tu hogar. ¿Por qué? Porque es fundamental hacer una correcta valoración de tus bienes. Para ello hoy explico dos conceptos que son fundamentales a la hora de la contratación de un seguro. Sobre ello veremos qué elementos de nuestra vivienda van a estar cubiertos en caso de siniestro.

 

El valor del CONTENIDO

Entendemos como contenido todos aquello que delimitamos dentro del recinto de la vivienda a asegurar, incluyendo estanterías u otros paramentos no constructivos.

Traducido, serían los muebles, electrodomésticos, equipos informáticos, de imagen y sonido, menaje de cocina, vajillas, etcétera.

¿Y de qué manera afectará el contenido al precio? Dependerá, a mayor valor del contenido, más cara será la prima que se deberá pagar. Y cuanto menos contenido se recuente, menor será el precio de tu seguro.

contenido

 

El valor del CONTINENTE

En este concepto se incluye todo aquello que delimita la edificación del hogar.

Ello contempla desde los cimientos, suelos, paredes, puertas, ventanas hasta elementos como aire acondicionado, las instalaciones fijas de agua, electricidad, calefacción, telefonía, sanitarios.

También sus instalaciones auxiliares privativas cuando existan, como garajes particulares, trasteros, piscinas, pistas deportivas, muros de cerramiento, vallas, antenas de TV, radio, etc.

continente

 

Para calcular el continente se tendrán en cuenta factores como:

  • La antigüedad de la vivienda (y si se han realizado reformas en la misma)
  • Materiales de construcción: a mayor calidad del material, más caro será el seguro, ya que es más cara la cobertura del siniestro.
  • Tamaño, ocurre lo mismo, cuanto más pequeño sea el espacio, se abarata el seguro.
  • Características de la casa: o los “extras”, como es el caso de piscina, chimenea o garaje.
  • Ubicación, teniendo en cuenta la climatología y la seguridad.

 

¿Te queda alguna duda? ¿Necesitas que revisemos tu póliza?

Cuenta conmigo.

Compartir en