Ruta de navegación

NovedadesCommand

Publicador de contenidos

null ¿Qué hacer para dejar de fumar?

¿No sabes qué hacer para dejar de fumar? Las claves

Lo has intentado y no ha dado resultado, o quizás lo has pensado pero no has podido aplicarlo por determinadas circunstancias, o ¿puede que lo hayas dejado durante un tiempo pero el tabaco ha vuelto a tu vida? Sea como sea, es probable que después de todo esto no sepas qué hacer para dejar de fumar. Y creo que este post puede ayudarte.
Con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, quiero hacer hincapié en la importancia de renunciar a este hábito nada recomendable. No se trata solo del gasto que supone, sino de la grave repercusión que puede tener sobre tu salud y la de los que te rodean.

 

Qué hacer para dejar de fumar en 4 métodos

Seguro que conoces o te han hablado de distintas técnicas para eliminar el tabaquismo de tu vida, y lo cierto es que, actualmente, existen numerosos métodos que puedes poner en práctica si no sabes qué hacer para dejar de fumar.
Evidentemente, todo el proceso es muy personal y cada uno lo gestiona a su manera, pero si te encuentras en un periodo de estancamiento, es posible que avances tomando en cuenta alguna de las propuestas que recojo a continuación.

Dejar de fumar

1. Terapia de reemplazo de la nicotina.

Es extraño que te hayas planteado alguna vez qué hacer para dejar de fumar y no tengas este método en tu cabeza. Consiste en suministrar nicotina en dosis muy reducidas a través de parches, chicles, inhaladores, etc., pero con la particularidad de que no incluyen los aditivos tóxicos que incorpora el tabaco.

El objetivo es que el proceso resulte más llevadero y se ponga el foco en la parte más emocional y psicológica que conlleva renunciar a los cigarrillos.

En ocasiones se pueden administrar también medicamentos pensados específicamente para la abstinencia.

2. Ayuda profesional

Recibir un buen asesoramiento y un correcto seguimiento durante todo el proceso para dejar de fumar puede marcar la diferencia. Es normal necesitar apoyo conductual y refuerzo psicológico, especialmente en momentos de ansiedad o circunstancias determinadas. Actualmente existen muchas formas de recibir ayuda de un experto, ya sea en sesiones personales o grupales, presenciales o telefónicas, etc.

Por supuesto, además de recurrir a un médico o psicólogo, contar con el ánimo y motivación de tu entorno más directo también es fundamental, y puede ser muy eficaz para potenciar los buenos resultados.

3. Acupuntura

Recurrir a esta disciplina de la medicina oriental puede ser otra alternativa, ya que se enfoca en ayudarte a superar el temido síndrome de abstinencia. En este caso se utilizan pequeñas agujas que, colocadas de forma estratégica en puntos concretos (normalmente en zonas de la oreja), permiten eliminar y regular nuestro estado nervioso.

La clave está en que se equilibra la secreción de dopamina y serotonina, ambas muy relacionadas con los momentos de ansiedad o estrés propios del proceso.

4. Planificación personal 

Ninguna de las técnicas anteriores tiene mucho sentido si, en primer lugar, no tomamos conciencia de que realmente queremos dejar de fumar. Si quieres darte la oportunidad de intentarlo de manera personal, sin recibir ayuda externa, es posible lograrlo siguiendo una planificación adecuada, aunque suele ser más recomendable recurrir a la combinación de varios métodos. Algunos consejos para hacerlo son:

  • Mantente ocupado, sobre todo los primeros días, para no pensar en ello.
  • Utiliza el ejercicio o la práctica de algún deporte o actividad como vía de escape.
  • Anota todos tus progresos en un diario o cuaderno para llevar un seguimiento al detalle del proceso. No minimices tus esfuerzos, por el contrario otórgales el valor que se merecen.
  • Elimina posibles tentaciones como rodearte de fumadores o tener tabaco en casa.
  • Piensa que es una carrera de fondo y pasarás por muchas fases. Infórmate y procura no desviarte del propósito por el que lo estás haciendo, ya sea salud, familia, motivación personal…
  • Si no te ves capacitado para hacerlo de golpe, siempre puedes limitar su consumo de forma progresiva hasta que vayas cogiendo más confianza.

Ahora ya sabes qué hacer para dejar de fumar de una manera efectiva y satisfactoria. Además, combinar varios de estos métodos, según afirman los expertos, puede ser una de las claves, ya que permite afianzar ciertos mecanismos y obtener mejores resultados, disminuyendo la tasa de abandono del hábito. ¡Menos tabaco, más vida!


#TuAgenteCaser

Compartir en