Ruta de navegación

NovedadesCommand

Publicador de contenidos

null Hacer la mudanza

¿Hacer la mudanza tras el verano es posible?

Encontrar el momento adecuado para hacer la mudanza es complicado. Te damos los motivos por los que plantearlo ahora y hacerlo después del verano

 

mudanzas en verano

A la hora de plantearnos hacer la mudanza de nuestro hogar, es frecuente escuchar que los meses de verano son los mejores para ello. Sin embargo, en esta ocasión quiero hacer un enfoque desde otro punto de vista, ya que hacerlo después de los meses de verano no solo es posible, sino que también tiene sus ventajas.
No obstante, aunque decidas dar el paso a la vuelta de las vacaciones, es importante que empieces a realizar algunas gestiones sencillas con cierta antelación para no tener inconvenientes de última hora cuando llegue el momento, como ir contactando con la empresa de mudanzas para reservar tu fecha o evaluar con tiempo el aspecto económico.

 

5 Razones para hacer la mudanza después del verano

  • Las empresas de mudanzas tendrán mayor disponibilidad. Como decía antes, los meses de verano son elegidos por muchos para hacer la mudanza. Por tanto, si decides esperar un tiempo, es más probable que la demanda de estos servicios haya disminuido, lo que permitirá a las empresas de mudanzas tener una mayor disponibilidad de fechas para adaptarse a tus necesidades.
  • Evitas el estrés en vacaciones. Después de meses de trabajo, las vacaciones están para desconectar y disfrutarlas, no para agobiarte con más responsabilidades o tareas pendientes. Si bien es cierto que recomiendo ir valorando las distintas opciones con las que cuentas, meterte de lleno en un proceso de mudanza puede ser muy agotador, además de tener que ir planificando la vuelta a la rutina propia de septiembre. Mi consejo es que lo tomes con calma, aprovechando el tiempo de calidad del que dispones haciendo lo que más te gusta.
  • Las temperaturas serán más agradables. Hacer una mudanza es una labor complicada, no solo mental, sino físicamente, sobre todo si decides realizarla tú mismo sin contar con servicios externos. Por ello recomiendo esperar a que pasen los meses de verano, ya que las temperaturas serán más agradables y evitarás problemas en las franjas horarias con picos de temperaturas más elevados.
  • Tendrás más tiempo para planificar y organizar. Al no tener que hacerlo inmediatamente, cuentas con más tiempo para planificar y organizar todo lo relativo a al traslado, incluso a nivel laboral. Del mismo modo, también puede suponerte ahorrar costes y que el proceso de hacer la mudanza sea más llevadero y eficaz.
  • Posibilidad de precios más económicos. Debido al auge de las mudanzas durante el verano, muchas compañías aprovechan para aumentar sus tarifas por tener que contratar más personal, etc. En cambio si te decantas por otro momento, es posible que encuentres precios más competitivos en el mercado, puesto que el volumen no es tan intenso.

 

Encontrar el mejor momento depende de ti

A pesar de que tengas en cuenta estas recomendaciones, escoger el momento adecuado para hacer la mudanza depende únicamente de ti. En realidad no hay una época perfecta para hacerlo, dependerá de las circunstancias de cada persona, pero sí puedes valorar los pros y contras de llevarlo a cabo en unos meses u otros.


No olvides la importancia de asegurar tu nueva vivienda, con independencia de la fecha de traslado. Para cualquier consulta sobre seguros del hogar, ponte en contacto conmigo para ofrecerte un asesoramiento personalizado.
 

#TuAgenteCaser

Compartir en